Castidad y psicología

classic Clásica list Lista threaded En Árbol
2 mensajes Opciones
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Castidad y psicología

hedonista
Abro debate:

Buenas, llevo dos días con muchos altibajos  emocionales, paso de euforia a hundimiento con mucha facilidad. Llevo unos 30 días encerrado en una jaula de castidad, unos 32 sin ningún tipo de orgasmos, casi 50 días sin relaciones sexuales con penetración y en este mes como máximo me han dado 4 o 5 erecciones sin jaula para bordearme pero siempre sin ningún tipo de eyaculación. Mi key me ha follado el culo unas 3 veces en este tiempo con arnés y todo los días paso un mínimo de dos horas emplugado.

Las fases psicológicas que estoy pasando a veces son claras y otras veces no tanto. Sé que es sólo el principio, ya que todavía me queda hasta el día 13 del mes de noviembre para estar enjaulado. Y mi key es la que tiene la clave para continuar el tiempo de negación o liberarme. No sé que piensa pero todo dependerá de que mis altibajos no le afecten y ahora creo que le están afectando. Por mi cabeza se arremolinan multitud de sensaciones hacia ella, todas de amor, algunas de duda. En algún momento deseo estar en completa castidad para ella para siempre y que me niegue el sexo con penetración, mientras ella se busca novio o novios. En otras pienso que es una locura que traerá consecuencias. A ella le encanta mi castidad y que esté enjaulado, le encanta bordearme y verme gotear continuamente, pero le asusta el tema de que mi castidad sea permanente por razones psicológicas. Vamos, que no se me vaya la olla. Temo reconocer que si yo fuera totalmente estable, hace tiempo que estaría completamente negado, en castidad permanente y siendo un cornudo, y todo por ella.

A parte de la excitación que se siente al estar completamente negado, pregunto para los que han estado en castidad más de dos o tres meses o están en castidad permanente (si hay alguno) ¿Cuáles son los efectos psicológicos que habéis notado en vuestra evolución estando negados y encerrados en una jaula de castidad? ¿y que efectos han tenido vuestro/a key? esta pregunta va dirigida a los que están en castidad en pareja pero en general cualquiera que haya estado un tiempo largo en castidad podría responder que ha sentido. Gracias
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Castidad y psicología

peqe75
Mi caso no es quizás del todo aplicable a lo que preguntas.

Yo sí he estado largos periodos en castidad, si castidad se refiere a no eyacular y no gozar de ningún orgasmo.

Distinguiría entre dos escenarios:

1) Sin orgasmo/eyaculación pero permitiendo masturbación/toqueteo:

Mi máximo periodo sin orgasmo fue de 1 año y 3 meses, y sin eyacular de en torno a un año (algo más del año hasta que de tanto toquetearme se me escapó un arruinado sin orgasmo)

Los he tenido más pequeños (6 meses, 3 meses, 1 mes, varias semanas ...) con "descansos" en los que me permitía la masturbación, más o menos largos, desde menos de una semana de descanso hasta algo más de un mes de descanso: al final la cabra vuelve al monte!

Pero en estos periodos yo sí me permitía a mí mismo, de cuando en cuando el tocarme (masturbarme) siempre quedándome lejos del punto de no retorno para evitar eyacular.

Psicológicamente:

Se pasan duros los primeros días (el cuerpo te llama y te pide el "qué hay de lo mío": el orgasmo/eyaculación). Diría que a partir del tercer día en adelante empieza a pegar el subidón de ganas de servir a tu Señora. Se incrementa la líbido y siendo sumiso, esa líbido se manifiesta en ganas de estar sometido, ganas de agradar, etc ...

Esa primera dureza de la abstinencia, pasada la primera semana más o menos se suaviza. Luego pasan las semanas, los meses y hay momentos o ciclos en que el cuerpo te pide de nuevo y te vuelven las ganas de tener orgasmo. Pero ya son momentos concretos en los que toca lidiar con eso y aguantar.

2) Sin poder tocarme el pene para darme gusto en absoluto. Prohibición de tocar

Ésto es lo más parecido a estar enjaulado, el prohibirme tocarme el pene salvo para las funciones no festivas (ir al servicio, ducharse, vestirse...) que he estado. De hecho en este último loctobre me hice una especie de jaula con un tapón de botella de leche y cinta, que me está siendo muy práctica para combatir las ganas de tocarme.

Es mucho más duro que lo anterior. El año pasado creo recordar que no llegué a aguantar el loctubre completo sin tocarme. Éste sí y llevo 35 días sin tocarme (salvo un desliz de segundos que tuve antes de ayer, por el cual me he azotado bien -100 azotes de vara)

Psicológicamente, por una parte se me hace más cuesta arriba que lo anterior (mi trabajo para más inri es en gran parte frente al ordenador solo y en casa, lo cual lo hace más difícil), aunque también he de decir que hay días en que ni me entero ni me llama el cuerpo para tema sexual.

La líbido está alta, muy alta hacia ella. Creo que hoy por hoy no tendría problemas para ponerme duro y hacerle el amor si me lo pidiera así. Este mediodía la veía en el sofá como una Venus, acostada, desnuda de torso para arriba, con los pechos al aire y ufff.

Sólo por eso vale la pena el esfuerzo.

Pero por ejemplo ahora que se ha marchado, antes de escribir aquí, me he puesto el cinturón rudimentario porque veía que iba a acabar tocándome. Para eso me ayuda mucho.

**************************

Pero claro, no tengo la experiencia de estar ENCERRADO POR ELLA, TENIENDO ELLA LA LLAVE.
Mi cinturón es casero y ni siquiera tengo hoy el mandato de ella de mantenerme en castidad (veremos qué me dice cuando le pregunte). Ese mandato lo he tenido muy puntualmente, en momentos en que ha entrado conmigo a ese juego, pero por honor, sin jaulas.

Entiendo que estar encerrado sin poder salir, salvo voluntad expresa de ella. Sin tener la salida de emergencia de decir: no aguanto, me lo quito. Eso no sé lo que es todavía.

Entiendo que tu situación, y la de muchos sumisos, es un paso más allá. Que debe ser alucinante y fuerte en los sentimientos de ser poseído de verdad en contradicción con la frustración del egoísta de tener el propio placer. Ahí más bien puedes tú contar la experiencia. Yo de momento no puedo. El hacerlo a voluntad permite el que si me canso o me harto o me coge un día débil, PUEDA tener el desliz. Enjaulado no podría. Ese no podría ya son palabras mayores (que me encantaría experimentar si ella se animara)

De igual modo no puedo aportar demasiado en cuanto a los efectos de mi "key" básicamente porque no es keyholder. Puedo comentar, como voy narrando en el hilo correspondiente, que la castidad en mí ha potenciado la sumisión, me ha hecho CONSTANTE en introducir la sumisión a mi mujer, y ello la ha hecho más dominante conmigo de lo que era al comienzo del proceso ya hace más de cuatro años. Eso sí puedo decirlo.

Tengo la idea -no sé si acertada o no- de que si un día accede a ser mi Key, también dará un salto de gigante en ser mi AMA, ya sobre terreno muy muy muy bien abonado estos años. Creo por lo que voy leyendo por ahí, que la experiencia de ser Key estimula bastante la parte dominante de las mujeres que lo prueban y les hace perder o dejar a un lado ciertos escrúpulos que podían tener con ser abusivas con sus parejas.

Te devuelvo la pregunta a ti. ¿Has experimentado que tu novia o mujer sea más dominante que antes de enjaularte?

Sobre el temor de ella a que obligarte a estar en castidad permanente te afecte psicológicamente, creo que no responde a un riesgo real. Sobrevaloramos el sexo genital e infravaloramos el sexo mental. Todo lo que cuentas es una "folladura de mente". Considérate suficientemente "follado" por ella con todo lo que has experimentado en castidad.

Pero veo cabal y lógico que vayáis experimentando poco a poco, tanteándoos los dos, vuestro disfrute mutuo, según vais avanzando, pasito a pasito. Como dicen por aquí: olivica comida, huesecico al suelo.