Mi vida en un CB

classic Clásica list Lista threaded En Árbol
52 mensajes Opciones
123
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Mi vida en un CB

Tiquismiquis
Hace dos años desaparecí del foro de Control de Castidad y de casi todo internet por deseo y orden de mi Dueña. En aquél tiempo ambos decidimos dar un nuevo paso en nuestro matrimonio situándose Ella de manera clara como mi Dueña en todos los aspectos de mi vida, por supuesto, no sólo con mi consentimiento, si no con mi agradecimiento, al aceptar Ella plenamente mi ofrecimiento de plena sumisión.
Desde que esto ocurrió, mi Esposa y Dueña se ha convertido en mi foco absoluto. No hay nada ni nadie por delante de Ella. Es mi prioridad y actúo como esposo, secretario, chofer, sirviente o lo que Ella me mande en cada momento. Nunca pensé que esto iba a ocurrir de una forma tan explícita, pero así ha pasado.

Ahora, mi Dueña me ha autorizado a volver a participar y a través de Peqe, que me ha proporcionado en enlace a este nuevo foro, aquí estoy, para poder contaros el extraordinario proceso de transformación que he vivido y que sigo viviendo.

Feliz y agradecido de estar a Su lado.

Hasta pronto!!
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Mi vida en un CB

Tiquismiquis
En la cama, al amanecer, mi Dueña me ha dicho que me colocara boca arriba y me ha abrazado. Su pierna encima de mi entrepierna enjaulada. Así hemos estado un buen rato, yo sin moverme lo más mínimo, para no despertarla.
Después, a media mañana, le comentaba que procuraba ser como un mueble para no despertarla.
“Si, un mueble. Cada vez lo estás haciendo mejor”, ha dicho.
La Adoro
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Mi vida en un CB

Tiquismiquis
Ayer por la noche tuvimos cena en casa. Recibimos a dos parejas. Mi Dueña preparó una ensalada riquísima mientras yo puse la mesa. Después preparé unas lubinas a la plancha y en la sobremesa recogí mientras Ella charlaba con los invitados. Ya están acostumbrados a que en casa soy yo el que atiende el servicio y guardo silencio mientras mi Dueña se relaja y disfruta de esos momentos.
Se fueron más allá de las doce. Mi Dueña se fue a la cama mientras yo terminaba de recoger la cocina, que por cierto dejé impoluta. Al terminar ya fui a la habitación y mi Dueña me preguntó por la llave de la jaula. “No lo llevo puesto”, la dije, pues me lo había quitado para montar en bici por la mañana. “Ah. Pues póntelo y dame la llave”, me ordenó, cosa que por supuesto hice de inmediato y de muy buen grado. Leo muchas veces como a otros sumisos les cuesta que sus Dueñas acepten administrar su sexualidad mediante una jaula de castidad. Yo únicamente la demostré un cambio en mi actitud hacia Ella en el tiempo, de manera que Ella puede comprobar a diario que mi sumisión y obediencia, mi adoración hacia Ella crece con cada día que me mantiene en castidad y con la jaula puesta.
La Adoro
Mej
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Mi vida en un CB

Mej
Me alegra mucho que vuelvas a compartir vuestras experiencias.

Yo he avanzado bastante en este tiempo hasta utilizar jaula con su conocimiento y consentimiento, pero ella no ha dado el paso para controlarme así que tengo épocas que no la llevo puesta.

Por cierto, que maravillosa frustración el no poder aliviarnos.

Un abrazo,  Mej

Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Mi vida en un CB

Tiquismiquis
Me alegro mucho de volver a leerte, Mej, y de tus progresos. En otro post recomendé un libro titulado Lock in Love, publicado en Inglés y en Español. Su lectura ofrece una visión de las ventajas que tiene para cualquier mujer poner a su pareja en castidad. Te lo recomiendo.

Respecto de tu último comentario, yo disfruto enormemente de eso y de no tener más voluntad que la de mi Dueña. Poco a poco me estoy convirtiendo en un simple obedecedor, sin mas voluntad que servirla.
Un abrazo, y si vuelvo a desaparecer sin aviso, tened presente que habrá sido por deseo de mi Dueña
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Mi vida en un CB

Tiquismiquis
Pues os cuento que ayer mi Dueña quiso curiosear los post que había yo puesto y reparó en lo comentado respecto de que me permite retirarme la jaula cuando vamos en bici, de manera que si Ella no va, pues yo tampoco. Me dijo que eso no podía ser porque la obligaba a Ella a salir cuando no le apetecía y que por lo tanto debíamos probar si realmente era imposible montar en bici con la jaula puesta. Así pues, me ordenó que me fuera a probar y que hiciese al menos 40 km para poder tener una prueba representativa. Y así lo hice. Cuando regresé me pregunto cómo había ido la cosa y le conté que los primeros 10 km los había hecho muy bien, que a partir de esos y hasta los 30 más o menos había tenido algunos pellizcos pero que después y hasta el final la zona del escrito se me había quedado como dormida y que no había notado nada más. Fenomenal, me dijo. Pues mañana lo volvemos a hacer para que te vayas acostumbrando.
Así que por lo que parece, me va a entrenar para que pueda montar en bici con la jaula. La Adoro.
Mej
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Mi vida en un CB

Mej
Es fabuloso que... "hito que ella consigue no lo puedas volver atrás".
Así que a echarte crema para los roces (hay una muy buena de urea para los pies en Mercadona) y a poner buena cara a sus deseos.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Mi vida en un CB

Tiquismiquis
Pues si Mej, así es.
Y ya uso la crema que dices de Mercadona. Fabulosa. 😉
A ver qué tal hoy.
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Mi vida en un CB

Tiquismiquis
Finalmente mi Dueña ayer quiso salir a montar en bici a última hora de la tarde. Ya estaba yo vestido con el aparatito puesto, claro, cuando de repente, como que se dio cuenta y me dijo que me lo quitara. Yo le recordé lo que me había dicho de salir con el puesto para acostumbrarme, pero me aclaró que eso serán los días que me deje salir sin Ella, porque, dijo, no tiene ganas de ir viendo mis gestos de que me duele o me pellizca, porque no aguanto nada de dolor, cosa que debo decir es cierta y por eso lo de Tiquismiquis.
Así que la di un beso y nos fuimos, sin la jaula, con la que me reencontré al regreso.
Por lo demás, al llegar, mientras Ella se duchaba, yo la preparé una cervecita, un poco de queso y una ensalada de hojas verdes con atún. Después me fui a duchar y al salir de la ducha Ella ya había terminado. Recogí la cocina, cené algo y me fui a su lado a disfrutar.
La Adoro
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Mi vida en un CB

Tiquismiquis
Es algo muy humano sentirse en ocasiones desanimado o desganado, y eso es precisamente lo que me ocurrió estos días pasados, de manera que, aunque por supuesto cumplí mi voluntaria promesa de servicio a mi Dueña, yo notaba que no lo hacía con la sinceridad interior y la completa entrega prometida, así que ayer por la tarde, aprovechando que a media tarde Ella me llamó a Su despacho para pedirme que la hiciera un café con leche, la pregunté si podía atenderme unos minutos, porque quería decirla algo.
Si, ya lo sé, me respondió. Te conozco y creo que tienes alguna explicación que darme.
Ante semejante reacción, por otra parte nada extraña, me arrodillé a su lado mientras Ella permanecía sentada y la pedí  perdón por no haberme comportado en estos días pasado con la alegria y la entrega que en su día la prometí.
Ella, pasándome el brazo por la espalda me dijo que la gustaba escuchar esas palabras pero que en ningún modo podía yo pensar que no pasaba nada, pues Ella había notado que hacía las cosas sin la alegria que Ella necesita para sentirse querida por mi y que eso la dolía profundamente.
Avergonzado, acurruqué mi cabeza en su regazo y la pedí perdón prometiéndola que nunca volvería a ocurrir. Ella me contestó con un “bueno, ya veremos”, mientras me daba esas Palma ditas en el culete que tanto me gustan.
Terminado el tema me dijo que no la entretuviera más, porque tenía cosas importantes que hacer, y que la trajera ese café con leche. Por supuesto yo lo hice de inmediato, agregando un platito con varias galletas que a Ella le gustan mucho, rellenas de manzana.
Sobre las ocho de la tarde me dijo que iba a salir a cenar y que había pensado premiarme por mi sinceridad dejándome salir a montar en bici. “ Hoy si vas a ir con el aparatito, pero no hagas más de treinta kilómetros y en cualquier caso, a las Die a te quiero en casa. Me avisas cuando llegues y mañana me cuentas cómo te fue. Así que me preparé y me fui, haciendo 29 km, casi 30, y llegando sobre las diez menos cuarto a casa, momento en el que la puse un whatsapp para avisarla que ya había llegado, aunque Ella siempre sabe donde estoy por la aplicación BUSCAR del iPhone.
Ya en la cama, atento para recibirla cuando llegará, en un duerme vela, la dije en otro whatsapp que me daba mucho morbo pensar que Ella estaba por ahí y que me tuviera en casa con el aparatito puesto. Lo mejor es que me respondió diciéndome que me quiere mucho.
Cómo no voy a adorarla si es mi mundo completo y solo Ella me hace sentirme un hombre pleno. Mi cometido en esta vida es únicamente hacerla feliz y servirla. Cualquier otro fin no tiene comparación
Un saludo a todos
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Mi vida en un CB

Tiquismiquis
Mej
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Mi vida en un CB

Mej
¡¡¡¡!Qué bonito!!!!
Solo faltaba que ella hubiese salido a cenar con un modelito de esos elegantes y sexys que hacen volver la mirada a todos los hombres y mientras tanto tu en casa "encerrado".

Es normal que la adores.
¿Cuanto tiempo te tiene sin eyacular?
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Mi vida en un CB

Tiquismiquis
Muchas Gracias, Mej. La verdad es que soy muy afortunado.
En relación a tu comentario respecto del aspecto de mi Dueña, decirte que es una mujer guapa, esbelta y muy elegante. Desde que la conozco levanta pasiones y se que tiene algún que otro admirador. Por otra parte, mi castidad la entendemos ambos no como un castigo si no como una forma de que nuestra relación no esté dominada por un trueque en el que Ella me diera sexo a cambio de buen comportamiento, así que nuestros encuentros son espaciados y únicamente decididos por Ella. Eso si, solo puedo eyacular dentro de Ella. Cada vez que lo hago lo vive como un triunfo, algo que ocurre como consecuencia de mi deseo hacia Ella. Y no puedo correrme en ningún caso si Ella no lo ha hecho primero, de manera que pongo mucho interés en que eso ocurra cuando decide que tengamos sexo.
Un saludo
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Mi vida en un CB

Tiquismiquis
Sigo progresando en el asunto de montar en bici con la jaula puesta, pues a los casi 30 km del jueves por la tarde-noche hay que sumar otros casi 40 de ayer por la tarde, pues me mandó a practicar sobre las siete de la tarde para poder estar en casa sola y tranquila, según me dijo.

Cuando regresé me preguntó que tal había ido la cosa y la contesté que francamente bien y que sobre el kilómetro 15 del paseo había sentido alguna molestia, la verdad es que habían sido muy llevaderas y que después la zona perineal se me había quedado como adormecida, así que no había sentido nada.

- Muy bien, me dijo. Pues mañana lo probamos juntos y así veo yo como vas, dijo.

Así que supongo que hoy saldremos con la bici de montaña y con la jaula puesta. Ya os contaré, porque la posición en la bici es totalmente diferente. Espero hacerlo bien.

La Adoro.
Mej
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Mi vida en un CB

Mej
Que bien. Encerrado y haciendo ejercicio juntos.
El placer de salir con ella debe suplir cualquier molestia.

Yo también tengo molestias en el períneo, más bien hacia la zona izquierda, cuando tengo una erección nocturna con la jaula y el pene tira hacia afuera de la jaula y el aro aprieta el escroto.
Ya no se sale como antes porque llevo una cinta elástica sujetando el aro a la cintura.
¿A ti también te pasa eso con las erecciones?
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Mi vida en un CB

Tiquismiquis
Hola Meg. Pues a mi la verdad es que ya las elecciones nocturnas no me duelen. Tal vez porque del uso continuado de la jaula estás sean más débiles. El caso es que ya no tengo molestia alguna por las noches.
Por otra parte, aprovecho a contaros que ayer por la mañana madrugué y me levanté a eso de las seis de la msñans porque mi Dueña me había ordenado que, en mi función de secretario suyo que también soy, la transcribiera en Word un documento. La cosa es que a eso de las nueve se despertó y me llamo a Su habitación. Cuando llegué sin mediar más palabras me dijo que me desnudara, me dió la llave para quitarme la jaula y me ordenó que la amara. Por supuesto, me esforcé en que llegara al orgasmo primero con mi lengua y después, cuando Ella me indicó, penetrandola con fuerza hasta yo correrérme, momento en el que como de costumbre gimió nuevamente al sentirme dentro de Ella, rendido y entregado.
Como resultado de esto, me tuvo todo el día sin la jaula así que nos dimos el paseo en bici en libertad.
Por la noche la recordé que no llevaba puesta la jaula. Ahora cuando llevo
Un tiempo sin llevarla es como si necesitara ponérmela, pero Ella me dijo que no me la pusiera.
Esta mañana, al despertar, me ha abrazado y ha puesto su pierna derecha sobre mi entrepierna. No he podido evitar tener una gran y continuada ereccion. Tras casi una hora sin moverme, practicando mis habilidades como mueble, mi Dueña se ha despertado. Pensaba yo que iba a premiarme con otra sesión de sexo, pero nuevamente me ha sorprendido ordenándome que me pusiera la jaula.
Yo, que está muy excitado, he sufrido para poder colocármela, lo que ha hecho que me regañara por lento, porque quería que la preparara el desayuno. Finalmente lo he conseguido y he podido ir a prepararla el desayuno. Cuando salía de la habitación me ha preguntado si no olvidaba nada. Perdón, la he dicho, y me he arrodillado a su lado dándole las gracias.
La voluntad es muy importante, me ha dicho. A ver si aprendes.
Después, bici, con Ella y con la jaula puesta y sin quejarme nada y ahora, vuelta a la normalidad y entre unas cosas y otras con una expectativa de cinco o seis semanas de encierro.
La Adoro 🥰
Mej
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Mi vida en un CB

Mej
Si. Cuando llevas noches con la jaula las erecciones van a menos y apenas las notas. Lo que pasa es que he tenido un período de descanso y al volver a dormir con jaula han vuelto las erecciones encerradas y la molestia. Espero que vayan a menos como la anterior vez.

Cada vez me gusta más la sensación de tranquilidad de estar encerrado y un episodio como el que dices, inesperado y sorpresivo, me llevaría al summum de la excitación.
He de felicitarte por tener una Dueña que te da la tranquilidad de la castidad y de vez en cuando te saca del confort para enseñarte algo que solo ella decide cuando puedes disfrutarlo.

Por cierto,  maravillosa frustración la de esperar otra sesión de fiesta y encontrarte con la jaula.



Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Mi vida en un CB

salva35
Estoy impresionado por todas estas bonitas experiencias chicos!
Me gusta mucho leeros. Muy bien!!
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Mi vida en un CB

peqe75
En respuesta a este mensaje publicado por Tiquismiquis
Hola Tiquismiquis!

Me da alegría que tu Señora haya accedido a permitirte seguir contándonos vuestra maravillosa experiencia juntos.

Entiendo que finalmente dejaste tu trabajo para dedicarte en cuerpo y alma a tu Dueña
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Mi vida en un CB

Tiquismiquis
Pues de momento eso parece.
Hoy tengo novedades que contaros. Estoy muy contento.
La primera de ellas es que, ayer por la noche, después de recoger la cena, me duché porque había preparado unas sardinas a la parrilla y olía todo yo a pescado. Cuando llegué a la cama de mi Dueña, me está esperando con cara pícara, me dio la llave y me dijo, venga, demuéstrame con cuantas ganas te has quedado esta mañana. Yo, que ya estaba hecho a la idea de cuatro o cinco semanas de encierro y castidad no me lo podía creer, y la he amado con todo lo que se… y parece que la gustó. Al terminar me ha ordenado que me pusiera la jaula en ese momento, sin darme tiempo siquiera a limpiarme. Uff, en esas situaciones es cuando más me cuesta regresar a la jaula.
Pero eso no es todo. En la mañana ha llegado a casa un mensajero con un paquete para mi Dueña. He salido a recogerlo y se lo he llevado al despacho pero para mi sorpresa, me ha mandado abrirlo diciéndome que era un regalo para mi, y vaya que lo es. Adjunto fotos. Ya os contaré.
123