Permiso para presentarme: Cyses

classic Clásica list Lista threaded En Árbol
115 mensajes Opciones
1 ... 3456
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Permiso para presentarme: Cyses

nuevocontrol
Administrador
Evg escribió
Recuerdo que TODO está hablado, pactado y consensuado, que los juegos entre mi Señora y yo son eso, juegos, y que los llevamos a cabo porque ambos estamos de acuerdo.
Esa es la idea. Gracias por la aclaración.
Evg
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Permiso para presentarme: Cyses

Evg
Día 5 de mes. Mi Señora me castigará esta tarde o esta noche, luego he de ir a comprar el jengibre en polvo del que hablaba Albertos en el otro hilo y será Ella quien me lo ponga y lo frote. Es algo que no hemos probado nunca, no sé cómo será pero sí que voy a estar nervioso y hasta preocupado todo el día... El día 10, que volverá a liberarme, me ha dicho que hará lo que ha propuesto JuanCBT, le ha parecido algo original y está convencida de que va a estar un buen rato "bajando tu cosita"

Apenas hemos hablado estos días y no nos hemos visto. Eso sí, me ha dicho que ya no me castigará si cuando voy por la calle miro a una chica que lleve minifalda, o cosas así, digamos que ya no lo tengo prohibido. Cuando me lo dijo me pareció un alivio y hasta una alegría, pero bastaron dos miradas al escote de una camarera para darme cuenta de que parezco un salido baboso o un mirón de esos de película del destape. Así que procuro no hacerlo y comportarme como debo aunque no tenga la amenaza del castigo sobre mí: el otro día bajé la vista automaticamente al llegar a la cola del super y colocarme detrás de una chica. A mi Señora le gusta que haga ese tipo de cosas, ya que son hábitos que he ido adquiriendo gracias a Ella.
Evg
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Permiso para presentarme: Cyses

Evg
Lamento no haber podido contar nada estos días, pero después de realizar la prueba con el jengibre en polvo (cómo escuece!), mi Señora me castigó y, entre otras cosas, no me dejó entrar en el Foro. Puesto que hoy debo ser castigado de nuevo al ser día 10, si lo aguanto de manera que a Ella le guste y me porto bien durante el resto del día, podré escribir de nuevo. Hoy debo llevarla a la playa y, a la vuelta, me azotará y después hará lo que propuso JuanCBT, de liberarme y comprobar si me empalmo o soy capaz de obedecer y contenerme.
Evg
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Permiso para presentarme: Cyses

Evg
Como era de esperar, una vez que mi Señora me liberó ayer de mi cinturón de castidad después de azotarme, tuve una erección. Al principio debo reconocer que no, parecía que intentaba levantarse pero tener la vista fija en el suelo y estar dolorido y empapado en sudor por los azotes me hacían contenerme... hasta que Ella se inclinó sobre mi pene y empezó a preguntar con voz de burla cosas como "¿y esta cosita tan mona? ¿Qué es, tu pollita? Parece muy nueva, ¿hace cuánto que no la usas?" Aunque no me tocó, sus burlas, sus risas y el que aún estaba en bikini a mi lado y tenía su cuerpazo justo a mi lado hicieron el resto, claro.

Eso me suponía diez días más en castidad y una buena retahíla de golpes para que bajase. Primero me dio unas cuantas palmadas y como aquello no bajaba acabó por darme un rodillazo que me dejó tirado en el suelo y ahí afortunadamente, se acabó el castigo porque mi pene empezó a encogerse. Mientras me recuperaba, Ella se tumbó en el sofá a repasar su móvil y no me hizo caso hasta al cabo de un buen rato. Como el otro día, me llevó al baño para ser su toallero mientras se duchaba y una vez que terminé de recogerlo todo, me despidió sin más.

El próximo día 15 me tocará un nuevo castigo, me ha dicho que intente pensar algo original, ya que estos que me ha aplicado le han gustado mucho, y si se me ocurre algo que se lo mande por email. Si no, me hará algo que ha pensado hace días pero que, por supuesto, no me ha dicho qué es.
Evg
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Permiso para presentarme: Cyses

Evg
Ayer me tocaba un nuevo castigo, pero mi Señora está fuera de la ciudad o, simplemente, tiene más cosas que hacer porque no me lo ha dado. Le envié un correo electrónico recordándoselo (mandar mensajes de este tipo me resulta tremendamente humillante) pero me respondió con un cortante "déjame en paz, gilipollas" y que ya me lo daría otro día. Que me siga portando bien y que me ocupe de ser un "esclavo como dios manda" y del resto ya se encargará Ella cuando le de la gana.

Así que continúo con mi vida de esclavo pero sin su presencia. No me quito el cinturón desde el pasado día 10, cuando me aplicó el último castigo aunque he de reconocer, eso sí, que le he pedido permiso para hacerlo uno de estos días y así poder ir a la zona nudista de la playa en la que ya estuve, la única a la que me deja ir. No me atrevo a llevarlo y exponerme así ante todo el mundo, pero no sé qué me dirá ni si al final hasta me obligará a hacerlo. El correo se lo envié esta mañana y no he tenido respuesta.
Evg
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Permiso para presentarme: Cyses

Evg
Mi periodo de castidad era de tres meses, hasta el 1 de noviembre, pero luego le sumé doce días más por los castigos recibidos estos días pasados. Ayer, mi Señora decidió que era una tontería andar contando días y, directamente, lo ha ampliado hasta el 1 de diciembre. Es decir, estaré cuatro meses sin poder correrme, algo que nunca he hecho y encima siendo castigado cada cinco días. Espero poder aguantar, aunque no sé si podré controlarme y temo que se me escape el semen alguna de las veces que me llame...

Me avisó esta mañana para que la acompañase a un centro comercial, puesto que llevaba varios días fuera de casa y necesitaba hacer una compra grande. Sólo me dejó llevar unas bermudas (sin bragas debajo, hoy no pude llevar ropa interior ni siquiera femenina) y una camiseta lisa y no podía preguntarle ni dónde había estado, qué tal lo había pasado o cosas por el estilo. Fui a buscarla y la llevé a donde me dijo, pero mi sorpresa al llegar fue que Ella había quedado con un chico a tomarse un café mientras yo me encargaba de las compras y de guardarlas en el coche.

Estuve casi una hora y después me pasé casi el mismo tiempo en la cola de la caja, pero finalmente recogí todo y volví a buscarla a la cafetería donde estaba. Esperé prudentemente alejado y cuando terminó se despìdió de su amigo con un par de largos besos en los labios. Pasó delante de mí haciéndome una seña con los dedos para que la siguiera (me encanta esa demostración de su dominio, basta con que mueva un dedo para que yo obedezca), y en cuanto llegamos al coche me preguntó que si la había visto besar a aquel chico. Nervioso por la pregunta, respondí que sí, claro; Ella sonrió y me dijo que entonces ya sabía que estaba castigado: según mi contrato de sumisión, no puedo mirar a ninguna mujer teniendo gestos cariñosos hacia su pareja, aunque se besen o acaricien en la calle, ya que eso es algo íntimo y personal de cada una y yo no tengo derecho a verlo.

De vuelta a su casa, subí todas las bolsas de la compra por las escaleras, como me correponde (tuve que hacer tres viajes esta vez) y lo dejé todo en la mesa de la cocina como me ordenó. Luego me puso de rodillas, me quitó el cinturón de castidad, jugó con mi pene hasta que se puso duro (cosa que pasó enseguida, naturalmente) y me puso de nuevo jengibre en polvo que frotó durante bastante rato (la sugerencia y la dureza de los comentarios de Albertos le han encantado). Cuando empezó a hacer su efecto y el escozor me hizo empezar a jadear y a gemir, me dio una bofetada y me dijo que me fuera, que había quedado para tomarse un aperitivo con las amigas y que ni me necesitaba para nada más ni quería verme hasta mañana. Que me pusiera de nuevo el cinturón al llegar a casa (y le mandase una foto, claro) y "si te escuece, te jodes, para otra vez no miras lo que no puedes mirar"

Mañana es día 20 y me toca quitarme el cinturón y que me castigue de nuevo. Debe hacerlo dos veces, ya que el castigo del día 15 aún no me lo ha dado. Y, para mi humillación, debo recordárselo yo mismo.
Evg
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Permiso para presentarme: Cyses

Evg
Anoche estuve en casa de mi Señora. Al ser día 20 pensé que iba para recibir mi castigo, pero Ella tenía otros planes y, de hecho, ni siquiera me quitó el cinturón de castidad. Tuve que servirle la cena y me quedé en su casa durante el tiempo que estuvo viendo una película. Me puso a cuatro patas cara a la pared, con dos velas encendidas una en cada nalga. Hacía tiempo que no usaba la cera conmigo, pero creo que soporté bastante bien la hora y media de película pese a lo forzado de la postura y a los goterones de cera caliente que cada poco caían sobre mi culo indefenso.

Cuando terminó, me dijo que el fin de semana iba a estar acompañada, así que no debía molestarla. Eso sí, este fin de semana no puedo ir a la playa hasta las ocho de la tarde ("un esclavo no puede ir solo a un sitio lleno de gente normal", me dijo) y cuando esté en casa, cada vez que quiera beber agua debo hacerlo en mi cuenco de comida para perros, "para que recuerdes lo que eres". Luego me hizo vestirme sin quitarme los restos ya sólidos de la cera, me dio un par de bofetones y me despidió sin más porque tenía que hablar por teléfono con alguien y yo ya sobraba.
Evg
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Permiso para presentarme: Cyses

Evg
Mi Señora se ha enfadado conmigo. El domingo por la noche le envié un correo para consultarle una duda y su respuesta, que me llegó también vía email, fue recordarme en un tono enfadado que no debía molestarla de ninguna manera y que ese correo había sido, evidentemente, una molestia.

Como castigo, además de cumplir con todas mis normas de sumiso (ha recalcado lo de "todas", para que no me relaje ni un segundo aunque no esté pendiente de mí) no puedo comunicarme con Ella durante lo que queda de semana. Suceda lo que suceda, he de esperar a que sea Ella quien me mande un mensaje o me llame, pero yo no puedo hacerlo. Además, ya que sigo en periodo de castidad, me ha dicho que quizá me tenga que comprar otro cinturón. Dice que ha visto un modelo en Amazon que es de plástico y viene con unos cables que se conectan a un aparato para dar pequeñas descargas eléctricas con un mando a distancia.

¿Alguien lo conoce, o ha probado ese tipo de cinturones? ¿Algún consejo o algo que le pueda decir a mi Señora, ya sea bueno o malo?
Evg
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Permiso para presentarme: Cyses

Evg
Ayer fue día 25 y, por tanto, dentro de mi periodo de castidad, me tocaba castigo, así que mi Señora me llamó. Eso sí, me advirtió que sería el último que me daría Ella; me dijo que aunque le había parecido divertido al principio, en realidad se había convertido "en un coñazo, como si no tuviera nada mejor que hacer", porque tenía que estar pendiente de mí y no le apetecía. Así que a partir del próximo (o sea, el día 30) me los tendré que dar yo mismo: tengo que enviarle un correo explicándole lo que voy a hacer y luego una foto.

Me quitó el cinturón, me azotó en la espalda y el culo ("no hay que perder las tradiciones", me dijo) y luego me hizo ponerme en el suelo, en posición de hacer flexiones. Debajo de mi pene colocó un bol con agua helada y varios cubitos y me dijo simplemente: "fóllatelo. Y acuérdate de pedir permiso si te vas a correr". Así que la metí y tuve que hacer los movimientos como si realmente estuviera follando y no metiéndola en agua helada. Estuve cerca de cinco minutos, en los cuales Ella no paró de reírse ni de decirme cosas humillantes e insultarme, hasta que se cansó del juego. Ya con la jaula otra vez colocada, me hizo pasar la aspiradora, hacerle los baños y hasta algo de compra y plancharle unos vestidos. Después me ordenó vestirme y marcharme.

Aproveché para pedirle permiso para comprarme bragas nuevas, ya que alguna de las que uso están bastante desgastadas. Me lo concedió, con la condición de que comprase también un par de tangas, porque dice que me quedan muy bien. Así que esta mañana he ido a un Carrefour y he comprado dos paquetes de braguitas con flores y encajes baratos y dos tangas con los que reponer mi vestuario. La cara de extrañeza de la cajera ha sido para verla, la verdad, y creo que hasta me puse colorado. "Seguro que se está descojonando de tí con las compañeras" me dijo mi Señora cuando le envié una foto de las braguitas y le conté lo ocurrido.
Evg
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Permiso para presentarme: Cyses

Evg
Con el permiso de los lectores, vuelvo al Foro después de unos días de vacaciones. De no ser porque he llevado el cinturón de castidad en todo momento (sólo me lo quitaba, con el permiso de mi Señora, para dormir y poder descansar bien), creo que ni me hubiera acordado de mi condición, ya que he desconectado totalmente. Ayer regresé y después de instalarme de nuevo en casa le mandé un correo para decirle que estaba de nuevo a su servicio.

Me contestó y mantuvimos una pequeña conversación vía whatsapp; yo estaba encantado de poder hablar así con Ella, ya que casi nunca puedo hacerlo. Me preguntó por lo que había hecho estos días y cómo estaba y luego me puso de nuevo en mi verdadero sitio, ya que además de recordarme que no podré correrme hasta el próximo 1 de diciembre, me dejó una lista de cosas para hacer hoy, ya que es mi último día antes de volver al trabajo: debo hacerle la compra, recoger una falda de la tintorería, llevar unos zapatos a poner tapas para el tacón, comprarle condones y por último barrer su plaza de garaje y limpiar el pequeño trastero que hay adosado a ella.  

Además, me advirtió de que tendré que pasar una inspección: va a examinar mi peso, mi forma física (he seguido haciendo ejercicio), la jaula de mi pene, el corte de pelo y si mi bronceado le parece adecuado. También me azotará en el culo y me obligará a hacerle una mamada a su consolador, para ver si he perdido práctica o no.

Ahora entiendo cuando la gente echa de menos la rutina diaria...
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Permiso para presentarme: Cyses

peqe75
En respuesta a este mensaje publicado por Evg
Evg escribió
 me ha dicho que quizá me tenga que comprar otro cinturón. Dice que ha visto un modelo en Amazon que es de plástico y viene con unos cables que se conectan a un aparato para dar pequeñas descargas eléctricas con un mando a distancia.
Al final ¿te libraste de comprar ese cinturón o lo has tenido que probar ya....?

Hay otros cinturones que llevan pinchitos dentro para prevenir que se te ponga dura. Esa es otra opción que igual le gusta a ella
Evg
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Permiso para presentarme: Cyses

Evg
Pues se ha acordado ayer, jajaja!

Tuve que ir a su casa a pasar un pequeño reconocimiento, que afortunadamente superé; sólo arrugó un poco la nariz porque según el bronceado de mis piernas le parecía que había usado un bañador demasiado largo (lo que me supuso veinte azotes, aunque creo que fueron más por puro capricho). Al ver mi cinturón de castidad fue cuando se acordó y me dijo que había visto tanto ese cinturón de los cables como alguno otro que le había parecido más divertido (uno rosa de plástico) y que tenía que pensarse si me obligaba a cambiarlo o no, pero que aún no lo había decidido.

El de los pinchos lo he visto, pero me parece un poco fuerte, la verdad. No sé si alguien puede decirme algo al respecto, aunque me da que en cuanto mi Señora entre en el Foro y lea esta entrada, seguro que me hace probarlo...
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Permiso para presentarme: Cyses

peqe75
Imagino que el de los pinchos sería para ocasiones puntuales. Por ejemplo que repitiera lo de tener sexo con otro y mientras está con el otro te tenga con el de los pinchos colocado.

También vi hace tiempo uno de puntas pero algo romas, que según decían los que lo habían usado era muy molesto cuando tenías la mínima erección pero permitía usos más prolongados, pues no llegaba a herir el glande.

No me hagas buscarlo porque hasta finales de octubre mínimo tengo auto prohibido mirar otras webs de D/s que no sean este foro.
Evg
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Permiso para presentarme: Cyses

Evg
Sí, sí, ese también lo he visto aunque no lo he probado (no hace falta que busqueis nada y menos como estais ahora). De momento sigo con el que tengo, que ya es bastante molesto y pesado de por sí.

Anoche me escribió después de muchos días sin tener noticias suyas. Cuando me ha preguntado que cómo llevo mi castidad y yo le he dicho que mejor de lo que me esperaba, se ha reído y me he respondido que era lógico puesto que apenas había tenido estímulos últimamente y que "así cualquiera". Y esta mañana me ha llamado. Tuve que ir a su casa temprano, a las ocho, puesto que Ella tenía partido de padel a las nueve, pero cuando pensaba que tendría que llevarla, me dejó en su casa para hacer todas la tareas: aspiradora, lavadora, limpiar el polvo, hacer los baños y planchar, pero además de hacerlo desnudo, tuve que llevar unas pinzas en mis pezones, lo que lo hizo terriblemente incómodo y por momentos hasta doloroso.

Cuando volvió, a eso de las doce y media, aún estaba tendiendo, ya que la lavadora había tardado bastante, lo que le sirvió como excusa para castigarme por mi "torpeza". Además de darme una buena tanda de azotes en el culo allí mismo, junto a la ventana abierta, me ordenó comer y cenar en el cuenco de comida para perros todo el fin de semana, pero con el añadido de que debo colocar dos velas encendidas sobre mis nalgas cuando lo haga.

Ella va a comer fuera con la amiga que ha participado ya en nuestros juegos. He tenido que darle una pasada con mi lengua a los zapatos que se ha puesto y por la tarde debo permanecer media hora de rodillas cara a la pared, con las manos sobre mi cabeza, pensando una nueva forma de excitarme para hacer la semana que viene (que no sea viendo porno ni nada así de fácil) y así "acordarme" de que "eres un cerdo que quiere masturbarse pero no puede porque no le dejan". Y, como va a estar con su amiga, debo estar atento al móvil y al correo por si me manda algún mensaje... cualquiera de las dos.

Esto último me ha chocado un poco, ¿querrá de verdad compartirme más en serio o será sólo una frase hecha? ¿Me considera ya realmente como algo de su propiedad que presta a sus amigas y deja que ellas utilicen cuando quieran?
 
Evg
Responder | En Árbol
Abrir este mensaje con la vista en árbol
|

Re: Permiso para presentarme: Cyses

Evg
Ruego a los lectores que disculpen mi ausencia estos días, pero en este tiempo mi Señora apenas se ha comunicado conmigo y además me ha restringido la entrada en el Foro a sólo dos días por semana, hasta nueva orden. De no ser por el cinturón de castidad y las costumbres habituales de sumisión que hago cada día (repasar sus iniciales pintadas, usar braguitas, no ver determinadas escenas en la tele, etc...) casi casi hasta podría decir que a veces ni me acuerdo de mi condición. Le he enviado cuatro correos sin obtener respuesta a ninguno de ellos... hasta ayer. Ruego también, me disculpen si el texto de lo que voy a contar me queda muy extenso.

Me alegré muchísimo porque llevaba mucho tiempo sin noticias suyas y que tu Ama no te haga caso es lo peor que te puede suceder, claro. Me dio permiso para usar el whatsapp, me preguntó que si tenía planes y cuando le dije que no, me citó en su casa a las nueve. Estaba encantado, por supuesto, pero, como siempre, el resultado no fue el que yo esperaba.

Confieso que estaba nerviosísimo cuando me desnudaba en su vestíbulo y me postraba para besar sus zapatos. Ella estaba arreglada, cosa que me sorprendió, pero apenas tuve tiempo para pensar en eso porque enseguida me puso mi correa al cuello y me llevó a gatas hasta el baño, donde me ató a la manilla de la puerta y me ordenó cerrar con pestillo. Nada de luz, ni ruido y si quería hacer mis necesidades tenía que usar un cubo que había colocado a mi lado. Me dejó totalmente alucinado, claro, sobre todo porque me permitiera usar el pestillo, pero pronto supe por qué, en cuanto llamaron a la puerta.

Mi Señora había organizado una cena en casa. Empecé a oír llamadas al timbre, voces de mujer y de hombre, risas, paseos por la casa... de todo. Encerrado en el baño oía las conversaciones, los brindis, la alegría de una fiesta que contrastaba brutalmente con mi situación, desnudo y atado a una puerta, con el miedo a ser descubierto en aquella humillante situación. O lo que era peor, a ser utilizado por todos cuando acabaran de cenar, una idea terrible porque además había varios hombres en la cena, pero luego me di cuenta de que mi Señora me habría dicho algo así de haberlo pensado (por la confianza que tenemos y, ya puestos, porque lo pone nuestro contrato de sumisión) Lo peor fue cuando alguien intentó abrir la puerta, pero al momento oí a mi Señora decir que no, que fuese al aseo ya que la puerta del baño estaba estropeada y no abría. Creí morirme al pensar que iban a pillarme así. La fiesta duró bastante, no sé exactamente porque estaba a oscuras en el baño, pero sí sé que tuve que usar el cubo una vez, algo totalmente humillante. Al final, opté por buscar una postura lo menos incómoda posible y armarme de paciencia. Iluso de mí, esperaba volver a ver a mi Señora y en realidad me pasaba la noche del viernes encerrado en un baño. Suponía que, al menos, eso la divertía mucho y hasta la excitaba, algo era algo.

Poco a poco se fueron yendo todos, las voces disminuyeron y por fin mi Señora llamó a la puerta y me ordenó abrir. Obedecí, cansado por la postura forzada en la que había estado varias horas, deslumbrado por la luz y desconcertado por todo lo que acababa de pasar. Mi Señora me llevó al salón y me ordenó recoger y limpiarlo todo mientras ella se sentaba en el sofá a fumarse un cigarrillo y atender su móvil. Sobre la mesa, los restos de la cena de siete personas. Estuve casi una hora recogiéndolo todo, fregando lo que no se podía meter en el lavavajillas, barriendo, limpiando ceniceros y vasos, recogiendo botellas y fregando la cocina.

Me arrodillé ante mi Señora, que seguía en el sofá ignorándome completamente. Cuando me vio, se levantó, inspeccionó lo que había hecho y, aunque dijo estar satisfecha, me azotó en el culo con la vara de madera "que hace menos ruido y te puedo dar un montón de ellos". Luego me ordenó marcharme, pero tuve que vestirme de nuevo en el rellano, otra vez a oscuras. Cuando salí a la calle, agotado y con el culo dolorido, en el reloj de una farmacia vi que eran casi las dos de la mañana.  
1 ... 3456